Parlem de la “síndrome del nen hiperregalat”